Graduación 2º bachillerato

Graduación 2º bachillerato

Un día inolvidable

Se acaba un curso complicado, un curso dificil. Un curso lleno de exámenes, marcado por las notas, ¡la importancia de la nota media!, por la relevancia de las decisiones a tomar... Un curso en el que se combinan sentimientos contrarios... Junto a la alegría por la consecución del título de Graduado en Bachillerato está la añoranza por lo que se queda atrás: el colegio, los compañeros de clase...tantas y tantas vivencias, tantos y tantos recuerdos...

   

Pero en estos días todo se ve envuelto por esa magia que surge en torno a los preparativos de la fiesta de graduación.

Primero la convivencia con los niños de 5 años que también tendrán su graduación en infantil... Unos y otros se ayudan a preparar sus fiestas de graduación. Los peques han hecho unos dibujos-retratos de cómo ven ellos a sus compañeros "los mayores" y que estos han utilizado para decorar el salón de actos y para preparar una presentación que proyectarán durante el acto académico en el momento en que cada alumno salga a recoger su diploma, el que le acredita como Alumno del Colegio Santo Domingo de Guzmán - FESD de Oviedo Graduado en Bachillerato

Llega el día y los actos se inician con una Eucaristia en la Iglesia de Santo Domingo acompañados por familiares, amigos, profesores.

y se continuó con el acto académico en el Salón de Actos

   

Unas palabras del Director General, el discurso del tutor, las palabras de los alumnos

        

y, finalmente, la entrega de diplomas, insignias y regalos conmemorativos del acto

      

Luego, fotos para el recuerdo y convivencia... espicha de despedida en el comedor y...¡fiesta!

Poco nos queda ya para separarnos,
tanto tiempo juntos riendo, llorando y, sobre todo, luchando;
siempre a alguno le quedaron fuerzas para bajar la luna
mientras los otros se recuperaban
y, cuando él se cansaba;
otro se levantaba para seguir.

No importa cuanto nos separemos,
los kilómetros no existen,
porque siempre estaremos más unidos que nunca,
unidos por nuestro corazón
allá donde quiera que vayamos.

Que Santo Domingo os acompañe siempre